sábado, 22 de noviembre de 2014

Leemos el reloj.

La tabla del 5 puede servirnos para leer los minutos que marca el minutero de un reloj analógico.
Por ejemplo, si el minutero marca el 4, realmente está marcando 5 x 4 = 20 minutos; si señala el 11, está marcando 5 x 11 = 55 minutos.
Conviene recordar qué significan las marcas que aparecen en los relojes analógicos, según nos fijemos en una aguja u otra. Cada marca horaria se corresponde con cinco minutos.
Existen dos maneras de nombrar los minutos a partir del 30: una, es seguir diciendo los minutos con la conjunción "y" (y 35, y 40, y 45, y 50...); otra, la más habitual, es contar los minutos que faltan hasta la siguiente hora en punto y decirlos precedidos por "menos" (menos 20, menos 10, menos 5...). Es como si pusiéramos un espejo en el reloj que pasara por las marcas horarias 12 y 6: para saber cuánto "menos" hay que decir, basta con buscar su reflejo en la parte derecha y cambiar el "y" por el "menos".

Fácil, ¿no? ¿Practicamos un poco con estos juegos?